viernes, 2 de diciembre de 2016

Raquel, delicioso ébano


Fecha: Noviembre 2016
Tarifa: 100 la entera
Contacto: http://www.lasdamasdelplacer.com/contacto/
Nacionalidad: nigeriana.
Ciudad: Madrid (zona de Bravo Murillo).
Lugar de la cita: agencia. Habitación algo pequeña, baño fuera de ella, todo perfectamente limpio y ordenado.
Horario: de lunes a viernes en horario comercial.
Edad: confiesa 23.
Carácter: de entrada me pareció algo seria, pero en seguida se mostró bromista, abierta y en el tema, bastante morbosa y con
Descripción del físico: no hay más que ver las fotos. Cuerpo pluscuamperfectamente atlético y torneado, con todo en su justa medida.
Higiene: perfecta. Ducha antes y después.
Besos: a tuti-plén.
Francés: natural.
Griego: no pregunté.





Tras visitar a Cristal es la misma agencia, ella me recomendó conocer a algunas de sus chicas. Así que entré en Internet y descubrí a Raquel. Que además de tener un cuerpazo, le abalan algunas buenas experiencias en foros. En fin, me fío lo justo de lo que aparece en los foros, pero seguí mi intuición y poco después de conocer a la madame, fijé cita con Raquel.

Un batín de seda. Debajo lencería fina. Y debajo, el espléndido cuerpo de Raquel. Que oculta un poco su mirada detrás de su exuberante peinado. Presentaciones, un poco de charla y me parece, como ya dije, que tiene un carácter algo serio. Pero no, al poco demuestra que nuestro sentido del humor congenia y las sensaciones son muy buenas. Apenas nos desvestimos pasamos al baño. En la ducha conjunta Raquel se acerca a mí, y saboreo su boca. Tiene unos labios muy sabrosos. Terminada la ducha con sobeteo volvemos a la habitación.

El festival de besos, chupadas y folladas es para recordar. Besos con desparpajo, con naturalidad y morbo. Francés salivado y profundo. Folleteo en varias posturas, todas ellas magníficas. Raquel no rehúye el sexo, al contrario, cuando está cómoda con algo te lo hace saber y lo busca. Para recordar cuando se da la vuelta casi de un salto para que la ataque por detrás. Sexo del bueno, con implicación y viviendo cada uno de los instantes al máximo. Otro detalle: su saliva cayendo por la comisura de su boca mientras me hace un francés. Podría citar más: su figura arqueada hacia atrás cuando me cabalga. Incluso podría citar lo que me susurra al oído justo antes de correrme.

 Y lo haré, cuando vuelva a visitarla y ampliemos un poco el repertorio. En definitiva,  una chica para explorar muchas más cosas. Con un carácter y actitud impecable durante todo el tiempo que estuvimos juntos. Así da gusto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario